domingo, 10 de enero de 2010

Meditación para vuestros hijos

Me hace especial ilusión regalaros esta meditación mía. Fue la que les hice el otro día en clase a los niños. Se la podéis contar a vuestros hijos cuando estén en la cama, con la luz apagada. Es muy importante que vosotros vayáis visualizando lo que les contéis, los niños son muy exigentes y no se les puede engañar.
Estás preciosas meditaciones se las debo a mi maestra Araceli, gracias a sus iniciaciones puedo crear estos momentos para vosotros.


CASTILLO DE ARENA.

Imagínate en una playa.
Estás jugando con la arena. Al fondo un mar limpio, tranquilo, muy bello.
Todos tus seres más queridos han venido a ayudarte a construir un castillo con la arena. Tus padres, hermanos, abuelos, amigos. Entre todos estáis haciendo un enorme castillo.
Todos tienen tiempo para jugar contigo, para ayudarte. Cogéis agua del mar para mojar esa arena tan fina y suave. El castillo está quedando tan grande que puedes entrar dentro de él.
Tiene unas ventanas enormes que dejan pasar la luz de ese sol tan luminoso que calienta las aguas del mar.
Todo el castillo está lleno de luz, pero no es una luz normal, es una luz de colores.
Rayos de colores pasan por tu cuerpo acariciándolo, chocan con las paredes del castillo y lo embellecen.
Te sientes feliz, satisfecho con el trabajo realizado.
Agradecido por la ayuda que te han dado.
Con ese estado de bienestar puedes quedarte en ese lugar todo el rato que te apetezca. Invita a entrar sólo a las personas más especiales de tu vida y disfruta de estar allí. Haz todo lo que desees, no tienes prisa.
(Silencio unos minutos)
Cuando estés preparado sal del castillo pero lleva contigo la felicidad que has sentido. Tienes que regresar al aquí y el ahora, pero no tienes pena, te sientes tan feliz que no te importa dejar ese lugar.
Haz tres respiraciones y sin prisa empieza a estirarte, abrir los ojos...

8 comentarios:

Epysteme dijo...

Es una meditación preciosa.

Un beso.

carrillejoisasi dijo...

Gracias Azu, me pone un poco nerviosa pensar que la leen, yo siempre las hago en las clases y ahí la gente sabe a lo que va. Pero me hace ilusión.

MartaSada dijo...

Que no te ponga nerviosa nada de esto, MariCruz, que es un trabajo precioso. Hace tiempo me dejaron un libro sobre esto de la meditación con los niños, y no pudimos con él, demasiado largo para un niño (o en mi caso dos y medio, jajaja). Sí que es cierto que una debe visualizar con ellos, pero esta meditación, así corta y llena de luz, me ha encantado. Mil gracias por compartir!!

Sorina Oprean dijo...

A mí también me ha encantado tu meditación, MariCruz - es una de las mejores que me he leído. Es verdad lo que dice Marta, las otras a veces son tan largas y llenas de detalles que no llegas a disfrutarlas de verdad.
Lo que me gusta de esta es que reúnes a todas las personas que te han ayudado a lo largo de tu vida, en alguna medida, incluso las que no tienen una buena relación ahora contigo, y parece que haces las paces con todas.
Es preciosa. Se la voy a enseñar a mis hijos. A mí también me hace ilusión que la hayas puesto aquí.
Gracias.

carrillejoisasi dijo...

Me alegra mucho que os llegado la vibración, no esperaba menos de vosotras claro.

cristina dijo...

Muchas gracias por compartirla con nosotras Mari Cruz. La utilizaré... Gracias

Nely dijo...

Me encanta... hoy mismo la pongo en práctica con Inés y conmigo misma, nunca lo he hecho, a ver que sale, te contaré...

carrillejoisasi dijo...

Gracias Nely, eso ya me contarás.